Microsoft publica una actualización que provoca que Windows 7 no inicie

Una actualización publicada por Microsoft provoca que una vez se reinicie el sistema para aplicar los cambios, no pueda volver a ser iniciado.

Windows 7Dicha actualización es la KB2823324, que una vez instalada muestra el ID de suceso 51 o distintas numeraciones de error (0xc000021a). Además de hacer que el sistema operativo no arranque, tiene un añadido extra. Si tienes Kaspersky, también dejará de funcionar. Vamos, un chollo esta actualización.

¿Como puedo comprobar si ya la tengo instalada?

Pues es muy fácil. Tienes que entrar en Inicio, Panel de Control, Programas y hacer clic en “Ver actualizaciones instaladas”. Si al revisar en el listado encontramos la actualización, únicamente tenemos que seleccionarla y hacer clic en “Desinstalar”.

Os adjunto una imágen en la que selecciono una actualización cualquiera para que veáis lo sencillo del proceso:

desinstalación de KB2823324

¿Como hago si mi sistema ahora ya no arranca?

Tranquilo, hay solución. Voy a enumeraros dos posibles soluciones:

  1. Acudir a un disco de recuperación de Windows 7.  Como lo mas probables es que no dispongas de ese disco, con un disco de instalación de Windows 7 te bastaría.
  2. Iniciar el equipo presionando F8 para acceder a las herramientas de recuperación del sistema. Una vez dentro hay que seleccionar “Restaurar Sistema” y elegir “último punto de restauración” (con esto el sistema volvería al punto anterior a la instalación de las últimas actualizaciones).

¡Espero que no necesiteis ninguna de estas soluciones!

¿Como puedo evitar que se me instale?

Si hasta el momento no has observado este problema, puedes estar tranquilo. Microsoft ha retirado la actualización de Windows Update (servicio de actualizaciones de Microsoft).

Fuente: eju

El adiós de Windows XP

Microsoft ha publicado una nota de prensa en la que anuncia “el fin de soporte a Windows XP”. La fecha que pondrá fin al reinado de este sistema operativo, será el 8 de abril de 2014. Digo reinado, porque aunque actualmente sea el segundo sistema operativo más usado después de Windows 7, ha marcado una época siendo el sistema operativo favorito de muchos desde su salida el 25 de octubre de 2001. Windows 7 es el líder del mercado con un 44,73 % frente al 38,7 % de Windows XP.

adioswxpHasta hace poco tiempo (septiembre de 2012) Windows XP era el sistema operativo más utilizado. Teniendo en cuenta que en el mundo de las tecnologías cada día aparecen novedades, resulta impactante ver como un sistema operativo puede mantenerse durante más de una década. Y más aún, siendo el “líder”.

Desde el punto de vista tecnológico, supuso una novedad, un nuevo modo de hacer las cosas y una ruptura con sus predecesores: Windows 2000 y Windows ME. XP incorporaba mejoras en la estabilidad y el rendimiento, y una interfaz gráfica de usuario (GUI), que nos resultará bastante familiar (ya no digo nada si trabajas de forma habitual con él).

Es cierto que todo cambio, y más hablando de tecnología, requiere de un esfuerzo por parte de los consumidores y que muchas veces nos acomodamos y no nos apetece “descubrir” un nuevo sistema operativo. !Para qué, si Windows XP me va fenomenal!

El hecho de que Windows XP sea el segundo sistema más utilizado casi 13 años después, el “fiasco” de Windows Vista y la pequeña aceptación de Windows 8, ha hecho que Microsoft opte por la retirada del soporte.

“Hay que empezar a ser más modernos”

Ésta sería la excusa utilizada por los hombres de Redmond para forzarnos a actualizar nuestro sistema operativo.

¿Como afecta esta decisión a las empresas?

La decisión tomada por la compañia fundada por Bill Gates, obliga a todas aquellas empresas cuyos equipos cliente (ordenadores utilizados directamente por los empleados) que todabía utilizan Windows XP, a migrar hacia otro sistema operativo. La duda es si realizar esa migración hacia Windows 7 o Windows 8.

¿Por que opción se decantarán?

La verdad que la pregunta tiene su miga. Generalemente no se tiende a utilizar versiones nuevas de un sistema operativo en entornos de producción hasta que no ha pasado cierto tiempo y está probado y afianzado en el mercado (por eso Windows 8 está teniendo tan poca aceptación). Todos conocemos los problemas de compatibilidad entre versiones de Windows.

Lo más habitual sería encontrarnos empresas que acaban de implantar Windows 7 o que se lo están planteando a un corto plazo.

Es posible que algunas empresas opten por “arriesgarse” e implantar Windows 8, ya que integra una serie de ventajas (por citar algunas):

  • El rendimiento de Windows 8 es ligeramente superior al de Windows 7.
  • El tiempo de arranque es menor.
  • Sincronización con la nube.
  • Soporte para pantalla táctil.

Junto con Windows XP, Microsoft ha anunciado el fin del soporte para Office 2003. La “suite ofimática de la década” ha sido superada por la versión 2010 o la 365, que incluye nuevas funcionalidades en la nube para almacenar y compartir documentos.

Lógicamente Microsoft sugiere que te pases a Windows 8 y te instales la versión 365 de Office.

¿Conseguirá Windows 8 el impulso necesario?

Fuente: eleconomista